Qué es un Dumper de Obra y sus tipologías

Un Dumper de obra es una de las máquinas más utilizadas en la construcción. Existen varios modelos y cada uno tiene una función específica.

Actualmente hemos incorporado al catálogo de alquiler de Lobcor, el modelo articulado giratorio JCB 3T-2 de la mano de Masesur, distribuidor oficial de JCB.

Este Dumper de obra tiene grandes prestaciones y consta como uno de los más seguros de la industria protegiendo al operador con sistemas incorporados de gran eficacia.

A continuación, vamos a conocer más sobre las prestaciones de este modelo y las distintas tipologías de Dumper de obra que podemos ofrecer en función de sus características.

¿Qué es un Dumper?

Un Dumper de obra es un vehículo autopropulsado con caja abierta, muy resistente y muy potente. Consta de un volquete, tolva o caja basculante, para su descarga, ya sea hacia delante (modelo frontal) o lateralmente (modelo giratorio), mediante gravedad o de forma hidráulica. También poseen una tracción delantera o de doble eje, siendo las ruedas traseras direccionales.

Trabaja en ciclos largos y su uso se reserva para realizar grandes movimientos de tierra en canteras, túneles y obras.

 

¿Qué modelos podemos ofrecerte y cómo podemos clasificarlos según su uso en la obra?

 

En Lobcor, además de los Dumpers de obra que incorporamos regularmente a nuestro catálogo, contamos con los siguientes modelos:

 

-Descarga elevada 4×4:

Es un Dumper rígido de alta descarga con una capacidad de 1.500 kg. Es muy útil para descargar el contenido de la tolva en contenedores o en lugares de mayor altura. Suele usarse en pequeñas obras civiles y granjas.

 

-Giratorio 4×4

Este modelo puede transportar hasta 3.000 kg. Su descarga es a baja altura y lateral gracias a su opción giratoria. Es muy útil para transportar hormigón y materiales a granel. Igualmente es útil en pequeñas obras civiles y granjas. También está disponible la opción de 6000 kg.

 

-Frontal 4×4

Al igual que el modelo anterior, mantiene todas las características excepto la descarga lateral. Puede transportar hasta 2.000kg.

 

-Frontal autocargable 4×4

El Dumper de obra autocargable admite hasta 2.000 kg. Permite la carga gracias a la pala que viene integrada en su chasis. Es muy utilizado en la construcción por su versatilidad ya que puede acceder a cualquier rincón de la obra.

 

Conocemos un poco más sobre el nuevo modelo JCB 3T

El Dumper para la construcción JCB 3T guarda la calidad y fiabilidad de esta marca.

Cabe destacar tres puntos que garantizan una mejor experiencia en su uso:

  • La seguridad

-Con balizas Led de color verde con indicación de regazo y luces de trabajo delanteras y traseras.

-Bastidor ROPS plegable con bisagras para proteger al operador en caso de vuelco de la máquina.

-Acceso y salida sencillos y sin esfuerzo con 3 puntos de contacto disponible en todo momento.

-Columna de dirección de ancho completo que protege al operador de la caída de material.

  • La productividad máxima gracias a la transmisión hidrostática 4WD.

-Opciones de salto de inclinación frontal o giratorio para adaptarse a la aplicación.

-Motor de inyección mecánica Kubota D1703 por su durabilidad y fiabilidad.

-El ancho estrecho de la máquina sobre neumáticos de 1650 mm proporciona acceso a áreas restringidas.

-Maniobrabilidad maximizada con la ayuda de una excelente visibilidad panorámica.

  • Facilidad de manejo

-Con la tecnología hidrostática el frenado activo es de gran ventaja si se utiliza en terrenos con pendientes.

-Ofrece una gran maniobralidad gracias a la excelente visibilidad panorámica.

 

No queríamos terminar este artículo sin hacer hincapié en algunas de las normas de seguridad y la prevención de riesgos en el manejo de los Dumpers de obra:

Consideraciones generales:

  • Todos los Dumpers de obra tienen que cumplir con la Directiva de Seguridad en Máquinas, 2006/42/CE, recogida en la legislación española mediante el Real Decreto 1644/2008, además de lo ya indicado por el R.D 1215/97 de Disposiciones mínimas de seguridad para los equipos de trabajo.
  • Se recomienda que el camión esté dotado de avisador luminoso de tipo rotatorio o flash.
  • Deben tener señal acústica de marcha atrás.
  • Cuando el equipo circule por la obra, comprobar que el conductor está autorizado, tiene la formación e información específica de PRL que fija el RD 1215/1997, de 18 de julio, artículo 5, y se ha leído el manual de instrucciones.
  • Si se usa el teléfono móvil durante la conducción hay que disponer de un sistema de manos libres.
  • Ajustar el asiento y los mandos a la posición adecuada del conductor
  • Asegurar la máxima visibilidad del Dumper mediante la limpieza de los retrovisores, parabrisas y espejos.
  • Comprobar que la cabina esté limpia, sin restos de aceite, grasa o barro y sin objetos descontrolados en la zona de los mandos.
  • El conductor tiene que limpiarse el calzado antes de utilizar la escalera de acceso a la cabina.
  • Subir y bajar del Dumper solo por la escalera prevista por el fabricante, de cara al equipo y agarrándose con las dos manos.
  • Verificar que todos los rótulos de información de los riesgos estén en buen estado y situados en lugares visibles.
  • Comprobar la existencia de extintor en el Dumper.
  • Comprobar que la altura máxima del Dumper es la adecuada para evitar interferencias con elementos viarios, líneas eléctricas o similares.
  • Mantener limpios los accesos, asideros y escaleras.

Consideraciones particulares:

  • Controlar la máquina únicamente desde el asiento del conductor.
  • Negar la presencia de trabajadores o terceros en el radio de acción de la máquina.
  • No permitir el transporte de personas en el volquete.
  • si el Dumper está en movimiento no subir o bajar
  • Durante la conducción, utilizar siempre un sistema de retención (cabina, cinturón de seguridad o similar).
  • En trabajos en zonas de servicios afectados, cuando no se disponga de una buena visibilidad de la ubicación del conducto o cable, será necesaria la colaboración de un señalista.
  • Al reiniciar una actividad tras producirse lluvias importantes, hay que tener presente que las condiciones del terreno pueden haber cambiado. Se debe comprobar el correcto funcionamiento de los frenos.
  • En operaciones en zonas próximas a cables eléctricos, hay que verificar la tensión de los mismos para identificar la distancia mínima de trabajo.
  • Detener el trabajo si la visibilidad disminuye por debajo de los límites de seguridad (lluvia, niebla,…) hasta que las condiciones mejoren. Se debe aparcar la máquina en un lugar seguro.
  • No está permitido bajar pendientes con el motor parado o en punto muerto.
  • Realizar las entradas o salidas del solar con precaución y, si fuese necesario, con el apoyo de un señalista.
  • Mantener el contacto visual permanente con los equipos de obra que estén en movimiento y los trabajadores del puesto de trabajo.
  • Respetar la señalización interna de la obra.
  • Evitar desplazamientos del Dumper en zonas a menos de 2 m del borde de coronación de taludes.
  • Si se tiene que trabajar en lugares cerrados, comprobar que la ventilación es suficiente o que los gases se han extraído.
  • No utilizar el volquete como andamio o plataforma de trabajo.
  • Intentar trabajar siempre que sea posible, con viento posterior para que el polvo no impida la visibilidad del operario.
  • Evitar circular en zonas con pendientes superiores a las recomendadas por el fabricante.
  • Trabajar a una velocidad adecuada y no realizar giros pronunciados cuando se trabaje en pendientes.
  • No utilizar volquetes y accesorios más grandes de lo que permite el fabricante.
  • La tierra extraída de las excavaciones se ha de acopiar como mínimo a 2 m del borde de coronación del taludy siempre en función de las características del terreno.
  • Regar la zona de trabajo para mejorar la visibilidad si hay demasiado polvo.
  • Con el vehículo cargado, hay que bajar las pendientes de espaldas a la marcha, a poca velocidad y evitando frenazos bruscos.
  • En pendientes donde circulen estas máquinas, es recomendable que exista una distancia libre de 70 cm por lado.
  • Es recomendable establecer unas vías de circulación cómodas y libres de obstáculos, señalizando las zonas de peligro.
  • Colocar un tope al lado de una zanja o talud durante las operaciones de vertido de material.
  • Comprobar la estabilidad de la carga, observando la correcta disposición.
  • La carga nunca tiene que dificultar la visibilidad del conductor.
  • No circular con la tolva levantada.
  • Evitar transportar cargas con una anchura superior a la de la máquina. Si es necesario, habrá que señalizar sus extremos y circular con la máxima precaución.
  • Cuando la carga del Dumper se realice con palas, grúas o similar, el conductor ha de abandonar el lugar de conducción.
  • Durante las operaciones de mantenimiento o reparación, no utilizar ropa holgada, ni joyas, y utilizar los equipos de protección adecuados, el Dumper debe estar estacionado en un terreno llano, con el freno de estacionamiento, la palanca de marchas en punto muerto, con el motor parado y la batería desconectada.
  • Los residuos generados como consecuencia de una avería o de su resolución hay que segregarlos en contenedores.
  • En operaciones de transporte, comprobar si la longitud, la tara y el sistema de bloqueo y sujeción son los adecuados. Asimismo, hay que asegurarse de que las rampas de acceso pueden soportar el peso del Dumper de obra y, una vez situado, hay que retirar la llave del contacto.
  • Estacionar el Dumper de obra en zonas adecuadas, de terreno llano y firme, sin riesgos de desplomes, desprendimientos o inundaciones (como mínimo a 2 m de los bordes de coronación). Hay que poner los frenos, sacar las llaves del contacto, cerrar el interruptor de la batería y el compartimento del motor y, si hay pendiente, calzar la máquina.

Podéis ampliar la información sobre prevención y riesgos laborales en el uso del Dumper de obra en el siguiente enlace:

Guía de Buenas prácticas del INSST de los Dumpers.

Para el trabajo en la construcción también podéis consultar nuestro catálogo de mini excavadoras para intervenir en espacios reducidos.