renting maquinaria

¿Por qué el renting es una ventaja para tu negocio?

La economía está cambiando, y con ella, han aparecido nuevas formas de adquirir bienes. El renting es un término que se ha introducido en el mercado desde hace unos años atrás y no para de crecer. Pero, ¿a qué se refiere exactamente este término?

El renting se puede definir simplemente como un contrato de alquiler de cualquier bien inmueble. Este contrato, como cualquier otro, dura el tiempo determinado que decidan ambas partes.

Se establecerán una serie de cuotas que cubrirán el pleno uso de la maquinaria. En la mayoría de los casos, el pago de estas cuotas se suelen hacer de forma mensual, trimestral o anual. Pero el tipo de pago se puede negociar y adaptar a cada cliente.

Si estás pensando en adquirir maquinaria pesada, debes tener en cuenta todas las ventajas que ofrece el renting antes de decidirte. Hoy desde Lobcor te dejamos 4 razones para optar por este tipo de contrato.

  • Las cuotas del renting incluyen todo lo relacionado con la maquinaria. Esto quiere decir que el cliente no tendrá que preocuparse por gastos sorpresa. Este tipo de contrato cubre la instalación, el mantenimiento, el seguro, la reparación y la retirada de la máquina una vez finalizado el contrato.
  • No es necesario desembolsar una gran cantidad de capital. Ésta es una de las principales ventajas para los negocios. Disfrutar de la maquinaria pesada sin necesidad de hacer una gran inversión o pedir un crédito. La empresa podrá hacer frente a las cuotas de manera más sencilla. Esto se traduce en un gran ahorro, sobre todo de costos producidos por el desgaste.
  • Equipos de última tecnología. El renting es el único capaz de eliminar el costo financiero de la obsolescencia. Por ejemplo, si alquilas una máquina por dos años, cuando el contrato expira, el cliente podrá alquilar un nuevo equipo. Esto supone que el cliente cuenta con una gran ventaja competitiva, pudiendo disfrutar siempre de la maquinaria más nueva y eficiente.
  • Ir un paso por delante con la contabilidad. En este tipo de contrato todas las cuotas están establecidas, por lo tanto, el cliente siempre sabrá cuanto va a pagar. Así, las empresas podrán organizar la contabilidad sin sorpresas. Además, el renting es considerado como un simple gasto, de forma que son deducibles de impuestos. Es un beneficio importante, sobre todo para las pymes.

En definitiva, el renting es una gran manera de ahorrar sin renunciar a nada. En Lobcor ofrecemos las mejores marcas. Es nuestra experiencia en el sector lo que nos hace una empresa fiable. Garantizamos los mejores resultados sea cual sea el proyecto, para nosotros el cliente es lo primero. Si estás interesado no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

No olvides seguirnos en nuestras redes sociales para estar siempre informado de las últimas novedades.